Aunque muchos no lo consideren, crear una página web es relativamente sencillo. Hoy en día, muchas empresas ofrecen la posibilidad de que abras tu propio sitio web gratis o con muy poco dinero. Puede ser difícil darte a conocer, pero con trabajo y presupuesto y de la mano con de buena campaña de marketing se acaba consiguiendo visibilidad y llegando al público que necesitas.

Sin embargo, lo que realmente cuesta es hacer que las personas visiten tu página y se queden en ella y acaben realizando alguna acción que a ti te conviene como una compra, rellenar un formulario, ejecutar una descarga, etc. En definitiva se trata de conseguir tener una buena  tasa de conversión.

¿Qué es conversión?

En marketing, conversión es lograr que un usuario realice una acción clave, algo que nos permita cumplir con los objetivos que nos hemos establecido. Puede ser algo tan “sencillo” como lograr que se suscriban al newsletter, que deje su correo o un simple like a la página web. Cuando el usuario actúa como esperamos, logramos la conversión.

Para tener una conversión exitosa, es necesario establecer objetivos, de esta forma podremos preparar un plan de acción, conocer qué estamos vendiendo y los beneficios que ofrece. Solo así, podremos atraer a nuestro cliente ideal.

Y esto tiene mucho sentido si lo pensamos: ¿de qué nos sirve, por ejemplo, vender flores si todo el mundo vende lo mismo y no sabemos qué nos diferencia de la competencia? Conociendo nuestro producto, sabremos qué necesita nuestro buyer persona: por ejemplo, no estamos vendiendo un simple girasol, estamos vendiendo un regalo especial, un recuerdo, un agradable aroma para tu casa o un embellecedor de ambientes.

 

Primeros pasos para la conversión

  • Conoce tu producto y reconoce sus beneficios.
  • Usa un lenguaje sencillo y entendible para tu audiencia.
  • Habla con seguridad, demuestra que conoces el tema.
  • Mantén una comunicación clara y fluida con tu cliente, sé amigable.

 

De esta forma, podras ayudar a lograr conversiones y, poco a poco, establecerte en el mercado. Sin embargo, a veces esto no es suficiente para aumentar la tasa de conversión. Por eso, a continuación, te presentaremos una serie de consejos que te permitirán aumentar tus conversiones y hacer que más y más personas visiten tu página web y cumplan con lo que te interesa.

 

  • Crea una estrategia de inbound marketing: no recurras al acoso cibernético (spam, llamadas o mensajes molestos, publicidad disruptiva). En su lugar, crea una estrategia inbound no intrusiva. Para ello, conoce tus objetivos, establece tu público meta, conoce tu producto y crea contenido online útil y amigable a partir de eso.
  • Crea una propuesta de valor única: conocer tu producto y tener claro por qué es mejor que el de la competencia, y qué lo diferencia de los otros es clave.
  • Divide y reinarás: ten establecido quiénes reciben tus servicios. Puede que ofrezcas el mismo producto a personas diferentes. Por ello, crea secciones distintas en tu sitio web donde quede claro qué área corresponde a cada uno. Por ejemplo, si vendes camisas a niños, adolescentes y adultos, segmenta la información en “Camisas para niños”, “Camisas para adolescentes” y “Camisas para adultos”.
  • Crea una página amigable: si quieres que tu potencial cliente se quede en tu página, evita las distracciones, ventanas emergentes que puedan cansar al usuario, publicidad innecesaria, etc. Además, asegúrate que toda la información esté bien distribuida. No hay nada peor que un cliente confundido. Llama la atención sobre lo importante.
  • Lead magnet: ofrece regalos atractivos que hagan que tu cliente cumpla con la conversión, tales como descuentos, muestras gratis, meses de prueba, ebooks, descargables, etc.
  • Simplifica las cosas: haz que el funcionamiento de tu página sea sencillo. Evita que se generen cientos de ventanas si vendes un producto. La gente se cansará fácilmente y dejará el proceso a la mitad.
  • Nada de ofertas engañosas: ofrece solo lo que vendas. No hay nada peor que crear falsas expectativas a las personas.
  • Simplifica la forma de pago: no crees procesos de pago larguísimos que solo cansan a las personas.
  • No obligues a nadie a crearse una cuenta en tu página web: muchas personas solo se irán. En su lugar, ofrece un servicio básico para aquellas personas que no quieran subscribirse, y ofrece ventajas y mayores beneficios a aquellos que se creen una cuenta.
  • Garantiza siempre la seguridad de tus clientes y genera confianza: una página que tiene teléfono y datos de contacto visibles, fotos de personas (reales, no tomadas de internet), una sección de preguntas y respuestas, comentarios y opiniones de clientes anteriores, entre otros, genera confianza. Haz que tus usuarios se sientan seguros al estar en tu portal y no sientan que se trata de una estafa.

 

Estos son solo unos consejos que te ayudarán a aumentar tu tasa de conversión. Aplícalos y busca más formas de crecer. Seguramente lograrás aumentar las visitas y llevar tus servicios a la cima.

 

Pin It en Pinterest