Claves para construir tu marca personal

En el aspecto profesional es esencial generar una buena imagen y reputación a través de la construcción de tu marca personal. Si piensas por un instante en todas las personas que conoces, seguramente notarás que tienes una impresión diferente de cada una. Pues bien, te aseguramos que ellas también tienen algún tipo de impresión sobre ti.

No importa si eres el fundador de una empresa, un empleado en alguna organización o un profesional independiente. Si quieres tener éxito en donde sea que desempeñes tu labor, el camino más seguro es cuidar el branding personal.

No caigas en el error de pensar que esto se trata solo de tener un aspecto físico pulcro, usar ropa de marca y tener suficiente presencia en redes sociales. Todo esto es valioso e influye en lo que los demás perciben de ti. Pero no es lo que la marca personal implica de verdad. Porque nada de eso te da realmente una ventaja competitiva frente a tus colegas.

¿Qué es la marca personal?

Para que puedas desarrollar efectivamente tu propia marca, es necesario que comprendas muy bien lo que significa e implica. En principio, debes saber que es un concepto íntimamente ligado a la temática marketiniana. Es más, básicamente se trata de hacer marketing de ti mismo. Es decir, es verte como si fueses un producto para vender, tal cual.

Esto significa que para construir tu propia marca debes saber cómo destacar tus cualidades y fortalezas profesionales. Dado que en el mercado laboral en realidad hay cientos de colegas más que capacitados para hacer lo que tú haces, deberás aprovecharte de que probablemente muchos de ellos no saben cómo venderlo.

Piensa en toda esa cantidad de empresas que fabrican el mismo producto, con las mismas prestaciones y similares precios. Hay unas que venden más que otras y son líderes en sus respectivos sectores. Eso es porque han sabido construir su marca.

Estas empresas han sabido cultivar una identidad propia; han podido diferenciarse del resto al mostrar sus cualidades de una forma distinta y ensalzando el valor agregado que tienen como organización.

Estos son los mismos fundamentos que ahora se transfieren y aplican al profesional actual. Este, al usar algunos principios del marketing, crea su personal branding (marca personal), con el cual podrá destacarse y alcanzar los objetivos que ha trazado para su carrera.

Cómo crear una marca personal confiable y profesional

 

Las claves para construir tu marca personal

Tal como pasa con las marcas de productos y servicios, trabajar en nuestro personal branding va más allá de solo mostrar lo que podemos hacer. Es por eso que no solo se trata de abrir cuentas en redes sociales y lanzar costosas campañas en el caso de las empresas.

De lo que realmente va esto es de hacerlo de una manera diferente. De forma tal que dejes una huella única en la retina de quienes te conocen. Es cierto que nunca podrás controlar en su totalidad lo que los demás perciben de ti y la marca que dejas en ellos. Pero si puedes trabajar en ciertos elementos para encaminarlos a que te vean como tú quieres.

Así que lo que debes hacer es conocer tus puntos fuertes y detectar lo que quieren y necesitan en tu sector. De esta manera podrás comunicarles un mensaje genuino que los convenza de que eres un experto en el área y así estarás gestionando eficientemente tu branding.

Parece sencillo y rápido, pero no lo es. El proceso de creación de tu marca puede llevarte algún tiempo. Sin embargo, te garantizamos que vale la pena y funciona. Solo debes tener paciencia y constancia. Por supuesto, aplicar las estrategias correctas para alcanzar tus objetivos.

Pensando en esto y con el propósito de ayudarte a emprender esta gran tarea, hemos elaborado una lista de consejos y estrategias que te servirán para construir tu propia marca de manera exitosa.

 

1. Analiza quién eres como profesional y detecta tus virtudes

El primer paso es conocerte a ti mismo. Lo que debes hacer es preguntarte qué es lo que se te da especialmente bien. Es decir ¿en qué eres realmente bueno? Porque no hay ser humano que no tenga al menos un talento y tampoco hay uno que los tenga todos.

Así que encuentra tu talento especial y piensa cómo esa habilidad o destreza puede ayudar en tu nicho de mercado. Puedes observar cuáles son los problemas o deficiencias del sector que tú podrías ayudar a resolver o mejorar con tus aportes.

 

2. Usa las redes sociales

Los tiempos han cambiado y ahora existen nuevas herramientas que te ayudarán a alcanzar el éxito profesional si las usas correctamente. Atrás quedó el tradicional resumen curricular impreso en el que simplemente plasmabas tu experiencia laboral y exponías tus competencias y habilidades.

La visibilidad y la accesibilidad a través de la creación de perfiles en redes sociales es la nueva forma de hacerte notar y encontrar oportunidades laborales. Probablemente ya tienes algunas cuentas personales abiertas. Pero usarlas como canales para comunicar tu mensaje como marca personal es otra cosa.

Usa las redes sociales para impulsar tu marca personal

Primero de todo debes elegir los canales adecuados. La red social por excelencia para profesionales es LinkedIn. Así que si no tienes un perfil allí, créalo y optimízalo. En la plataforma debes tener tu experiencia constantemente actualizada y definir muy bien tus aptitudes y habilidades.

Por otro lado, también debes colocar una foto de perfil que muestre una imagen profesional de ti. Y luego comenzar a contactar colegas que conozcas personalmente o nuevos contactos. Recuerda que ese es realmente el objetivo básico de LinkedIn.

Las redes sociales más populares como Facebook y Twitter también te servirán para desarrollar y afianzar tu marca. Solo debes tomar en cuenta que cada cierto tiempo debes mostrar también algo de ti como persona y no solamente tu imagen profesional.

Usar tus redes sociales solo como un canal de marketing, alejará al público. Por lo que mostrar de vez en cuando aspectos de tu día a día te hará parecer más auténtico y humano. Eso definitivamente atraerá al consumidor.

3. Haz networking y analiza a tu competencia

Parecieran dos consejos distintos. Pero la creación de relaciones laborales y el análisis de tu competencia son dos aspectos que deben obligatoriamente ir de la mano. Una de las primeras actividades del proceso de construcción de marca es el networking. Con él, entre otras cosas, conocerás las últimas tendencias en tu área.

Desarrollar una red de contactos de calidad no solo te ayudará a conocer personas que te ayuden a afianzar tu negocio o perfil. También podrás conocer gente interesante y poderosa en tu ámbito laboral. Y como son personas que buscaron y siguen buscando lo mismo que tú, son básicamente tu competencia.

Si  son referentes en el área, tienes mucho que aprender de ellos, ya que son la mejor fuente de información que podrás tener. Y no solo para saber lo que se debe hacer y lo que no. Sino también para saber cuáles son esos requerimientos que tus competidores no están cubriendo.

Por otra parte, debes tomar en cuenta que el networking es una actividad recíproca. Esto significa que no puedes enfocarte solamente en tus necesidades y en tu propio beneficio. Si ignoras las necesidades de los demás, pronto estos harán lo mismo con las tuyas y habrás perdido una oportunidad de oro para crecer.

Así que debes asegurarte de que las relaciones que establezcas también beneficien de alguna forma a las otras personas. Así estarás haciendo networking de la forma adecuada y el acercamiento te ayudará a consolidar tu marca personal, que es tu meta final.

4. Desarrolla contenido de valor

El próximo paso es la creación de un blog en el que publiques contenido de calidad. Este puede contener artículos creados por ti mismo desde cero, comentar o “curar” publicaciones interesantes relacionadas con tu sector o una combinación de ambas. Lo importante es que el contenido sea atractivo, confiable y aporte algo nuevo y diferente.

Con el tiempo esto hará que seas un referente en la industria y seas reconocido como un experto en el área. No te preocupes si la escritura no se te da bien. Puedes contratar redactores que sepan poner en palabras ordenadas y sencillas lo que quieras expresar.

Somos conscientes de que el coste de esto puede ser alto y tal vez tu presupuesto sea muy reducido aún. Si es así, puedes plantearte dedicar 30 o 40 minutos al día a trabajar tu marca personal. De esta manera, puedes proponerte ciertas actividades diarias como hacer retuit de algún contenido o comentario, compartir algún artículo propio o contactar a alguien nuevo.

Como ves, en la actualidad no basta con tener experiencia y una larga preparación académica. Si quieres que el mercado laboral sepa de ti, debes saberte mover en la red y crear una marca personal sólida a través de ella.

Avísanos si necesitas ayuda
para mejorar tu reputación

 

Guia Gratuita para buscar Palabras Clave

Artículos Recientes

Dejar un comentario

  Acepto la política de privacidad

Contacta con Nosotros

No dudes en contactar con nosotros te daremos respuesta en breve

¿No puede leerlo? Cambiar texto captcha txt

Start typing and press Enter to search

Pin It en Pinterest