¿Sabes cuál es la fórmula de un negocio exitoso?

Junto al marketing, el diseño web es uno de los responsables del crecimiento o fracaso de una marca. Por eso, contar con plantillas adecuadas a las necesidades de tu consumidor es un factor clave cuando se trata de aumentar las ventas y mejorar la percepción del usuario sobre los productos y servicios que ofreces. En este artículo aprenderás los fundamentos y puntos esenciales para un diseño de la web óptimo.

¿Qué es un sitio web responsivo?

¿Has revisado tu Analytics? Seguro que un gran número de usuarios han intentado acceder a tu sitio web desde un smartphone o dispositivo móvil.

Según la agencia de datos Statista, el 52,2% de las búsquedas mundiales en internet tienen origen en un dispositivo móvil. Este porcentaje, impensable hace 10 años atrás, indica que las formas de interactuar con los contenidos digitales están cambiando rápidamente, y por ende, las dinámicas de compra del mercado. Y va en aumento.

 

#marketingonline #ecommerce #mcommerce
La compra por medio de dispositivos móviles asciende al 29%, pero el 71% del consumidor de online utiliza su smartphone o tablet para consultar información sobre el producto.

— WtS – Way to Success (@wtseospain) 6 de octubre de 2018

En otras palabras, tener una web únicamente diseñada para desktops es un error garrafal que te costaría miles de euros al año por pérdidas en oportunidades de venta.

Hoy en día existen dos grandes vertientes para el diseño web que debes tener en cuenta, los sitios responsive y la optimización. Aquí intentaremos aportarte un poco de información sobre ellos.

¿Qué es una estructura o plantilla responsive?

Un sitio web responsive o adaptativo está diseñado con una plantilla capaz de modificar el tamaño y posición de sus elementos sin alterar su apariencia para adaptarse correctamente a cualquier tipo de pantallas y sistemas operativos, sin tener que depender de varias plantillas o versiones de un mismo sitio web.

 

Este tipo de estructura es especialmente recomendada para negocios e-commerce que permiten realizar transacciones desde tu sitio web, permiten crear perfiles personales, o llevan a cabo otras actividades en el site como clases virtuales, eventos streaming y consultorías on-page.

Si piensas que la estructura responsive es para ti, entonces debes tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Para alcanzar el nivel de versatilidad, el diseño de la web responsive requiere de un trabajo complejo y experimentado que puede ser costoso para algunos bolsillos.
  2. Antes de diseñar tu web, identifica cuáles son los dispositivos que más visitan tu portal y cuáles son los principales problemas de usabilidad que éstos experimentan.
  3. Identifica las resoluciones más utilizadas en tu sector por los referentes, y de esta forma mejorar la propuesta gráfica del negocio. Puedes apoyarte en la herramienta Screen S.izes.
  4. ¿Mobile first o mobile-friendly? Piensa en qué tipo de enfoque se basará tu diseño pensando en las necesidades del cliente.

Programación responsive

El diseño de una web responsive debe contar con los siguientes atributos:

  • Viewport: esta etiqueta es el corazón de toda plantilla responsive. Sirve para indicar a los navegadores cómo cambiar el diseño de acuerdo al tipo de dispositivo. Gracias a esta etiqueta gráfica, los usuarios pueden leer fácilmente los contenidos debido a que ajusta automáticamente la tipografía, así como también mejora la usabilidad del site al distribuir columnas, menús, tamaño de imágenes y demás elementos.
  • JavaScript: influye en el funcionamiento del contenido multimedia de una página, y en el caso del diseño de la web responsive, este se utiliza para controlar el procesamiento y funcionamiento de la plantilla en los dispositivos. Asimismo, el JavaScript ayuda a determinar la posición de ads y banners junto a sus resoluciones. Ten en cuenta que el tipo de Java más recomendable para diseños responsive, es el JavaScript Adaptable.
  • Porcentajes y tamaños: este tema hace sudar a más de uno, pero con un poco de práctica pronto dominarás la técnica de porcentajes y tamaños responsive. En cuanto al atributo de porcentaje (%), este consiste en asignar porciones a elementos para distribuir los tamaños del diseño apropiadamente. El truco se encuentra en que debes asignar un porcentaje a cada sección sin superar el 100% del contenedor padre.
  • Media Queries: son imprescindibles para un buen diseño responsive. Este recurso permite aplicar reglas a las hojas de código sobre cómo presentar y distribuir los contenidos en los diversos dispositivos. Puedes, por ejemplo, indicar a tu diseño que
    debe mostrar cierta cantidad de imágenes en móviles, y cambiar la presentación por completo en una tablet. ¿Ves la importancia de esta herramienta?

Diseño de la web optimizado

En la actualidad, un diseño optimizado es imprescindible para el posicionamiento web de la marca. A diferencia del diseño responsive, la optimización implica una mejora en el formato o incluso cambio total en el mismo para ganar en velocidad y usabilidad. Permite reducción de tamaños y cambios de estructuras para dispositivos pequeños, aunque la mejor parte del diseño está destinado a la experiencia desde desktops y laptops.

El diseño de la web optimizada busca una carga más rápida. Sin embargo, la web optimizada a veces choca con determinadas cuestiones.

¿Qué tener en cuenta al momento de diseñar una web optimizada?

Existen tres pilares esenciales que hacen una buena optimización:

  1. La legibilidad
  2. La usabilidad
  3. La visibilidad

Puedes enfocarte en cada uno de estos elementos de acuerdo a las necesidades del usuario o debilidades de plantilla, pero siempre debes trabajar los tres elementos en conjunto, aunque sea en menor medida.

Afortunadamente, los actuales CMS como WordPress ofrecen un diseño web optimizado. Aunque si estás buscando una mejora más profunda de la UX debes:

  •  Mejorar la velocidad: reducir el tiempo de carga y de respuesta de los contenidos de la web. Esto se puede conseguir al utilizar contenido multimedia mediano, utilizar imágenes jpg comprimidas, limpiar el site de los plugins innecesarios y contratar un hosting de alto rendimiento.
  • Accesibilidad como factor clave del diseño web: debes considerar los tipos de usuarios que visitan tu negocio y sus necesidades especiales. Piensa qué sucedería si consigues un potencial cliente daltónico u otros problemas de visión y tu sitio web no ha optimizado la paleta de colores ni el tamaño de la fuente o botones de acceso rápido, simplemente perderías una conversión valiosa.
  • El concepto de compra fluida: presta especial atención a la forma de cerrar ventas o adquirir leads desde dispositivos móviles. Debes diseñar formularios amigables para pantallas pequeñas, con barras lo suficientemente grandes, funciones de completado automático, mayúsculas automáticas y un proceso de autenticación corto o directamente conectado al número móvil del usuario.

 

Pin It en Pinterest