Pueda que tengas uno o varios empleados que hagan promoción de tus productos o servicios en redes sociales. No obstante, esta estrategia puede servir para difundir los valores de tu marca. Y esto es justamente de lo que se trata el “Employee Advocacy.”

Cuando una empresa aplica este modelo, permite que sus empleados se conviertan en embajadores de la marca, dando visibilidad a la empresa al momento de vender un producto, promocionar una campaña nueva o reclutar talentos para la compañía.

Todos estos esfuerzos se hacen en redes sociales, a raíz que el público objetivo se encuentra en estas plataformas. Si crees que tu empresa necesita un empuje a través del Employee Advocacy, descubre en qué consiste y cómo puedes usarlo para tu marca.

¿Qué es el Employee Advocacy?

Es el proceso en el que un empleado se constituye como embajador de la marca o de la empresa de donde trabaja. Este rol puede ser ejercido por cualquier trabajador, por lo que no debe limitarse exclusivamente al departamento de ventas o marketing.

Esta herramienta permite a las empresas tener mayor visibilidad, y la misma tiene que ver con que los empleados compartan contenidos sobre productos, campañas específicas y cultura de la empresa, a través de foros y redes sociales.

Se trata de una estrategia que mejora la notoriedad de tu marca, haciendo que la contratación de nuevos profesionales sea más fácil. Las actividades de Employee Advocacy pueden darse de diferentes formas, pero la plataforma más común donde se materializan son las redes sociales.

Employee Advocacy

Ventajas del Employee Advocacy

El propósito general del Employee Advocacy es sacar provecho de las redes sociales de quienes trabajan en una empresa, tanto en beneficio de la misma como de los empleados. Los beneficios deben estar presentes en ambos sentidos de modo que todos los involucrados ganen.

Para la empresa

Promover a tus empleados amplía los horizontes para propiciar el reconocimiento de una marca, incrementar el intercambio orgánico y la responsabilidad, ganar clientes potenciales y lograr nuevos convenios a través de la voz confiable de quienes trabajan para ti.

Y es que existen nuevos motivos y ventajas para la puesta en marcha de programas inexistentes hace pocos años. El Employee Advocacy es eficaz porque:

  • Los seguidores de tu marca probablemente no ven tu contenido.
  • El marketing de celebridades tiene sus limitaciones.
  • Los empleados representan tu activo de mayor valor.
  • Tus compradores suelen confiar más en tus empleados que en tu marca, ya que esta herramienta humaniza tu empresa.

Para los empleados

Ser participante en una campaña de Employee Advocacy proporciona a los empleados la opción de mejorar en internet sus perfiles profesionales, ampliar sus conexiones de contactos, construir relaciones importantes y evolucionar en su carrera profesional.

A pesar que es tentador pensar en este esquema como un programa corporativo, el éxito de cualquier Employee Advocacy va a depender del nivel de responsabilidad de los empleados con el programa.

Employee Advocacy

Para que los trabajadores asuman un compromiso alto, deben entender las ventajas que estos obtendrán. Este es el papel que debes asumir con tus empleados ante la aplicación de un esquema de este tipo:

  • Préstales ayuda al momento de completar sus perfiles, de modo que sus redes crezcan.
  • Capacítales sobre cómo tener éxito, lo que deriva en que se comprometan mejor con sus redes.
  • Bríndales los mejores instrumentos para que obtengan los mejores resultados para tu empresa.

Cómo aplicar un programa de Employee Advocacy

Define tus objetivos

Pueda que no estés creando un programa de Employee Advocacy porque simplemente es una moda, sino porque esperas obtener beneficios a cambio. Definir tus objetivos hará que veas si tus esfuerzos están dándote los resultados que esperas.

Lograr un alcance orgánico, minimizar los costes de marketing e incrementar el tráfico desde foros o redes sociales son los objetivos que comúnmente se persiguen con este programa. Los objetivos ayudan a dirigir tu estrategia, y cuando te conviertes en experto es más fácil lograr un plan de éxito.

Capacita a tus trabajadores

Decirle a quienes trabajan para ti lo que quieres que hagan y exigirles demasiado deja cabida a las equivocaciones. Si usas una herramienta de promoción de empleados, querrás asegurarte que tus empleados estén bien formados para utilizar este software.

En la medida que tu equipo de trabajo comprenda como emplear el software, esto ampliará las posibilidades para que estos participen. Y es que posiblemente no desees frustrar o confundir a tus empleados hasta el punto que dejen abandonada la herramienta.

Employee Advocacy

Escoge un enlace de promoción

El programa de Employee Advocacy requiere de un contacto o persona que reciba las preguntas o sugerencias. De acuerdo al tamaño de tu empresa, puedes elegir a una persona o varias.

El motivo por el que debes ubicar a una persona en este programa es para enfatizar que la promoción forma parte de la compañía y que no es una estrategia deliberada. El enlace de promoción también ayuda a hacer la experiencia más personal.

Cuando las comunicaciones del Employee Advocacy provienen de un correo impersonal (rh@tucompañía.com), pueden parecer genéricas e impersonales. Es importante que este enlace tenga las siguientes funciones:

  • Hacer público el programa antes y después del lanzamiento.
  • Filtrar el contenido para compartirlo.
  • Responder preguntas y aceptar nuevas ideas.
  • Animar a los trabajadores para que participen.
  • Buscar maneras de optimizar la promoción.

Organiza tu cronograma de lanzamiento

Cuando tengas tu estrategia ordenada, es momento de lanzar tu programa de forma oficial. Reúne contenido para que tu equipo de trabajo lo comparta, y si quieres arrancar con buen ánimo, ten presente entregar buenos contenidos desde el primer momento.

Considera que aplicar Employee Advocacy puede tener un comienzo lento, así que no te desanimes si no tienes los resultados que quieres al principio.

Dale continuidad al programa

La emoción inicial de aplicar un programa de Employee Advocacy no es duradera. De hecho, con el tiempo las personas compartirán con menor frecuencia o dejan de hacerlo. Para reducir la falta de entusiasmo, trata de hacer enlaces que sean proactivos.

Sea que utilices un correo electrónico, plataformas de mensajes u otros medios, recuerda en todo momento a tus empleados la importancia del programa, y pon a disposición actualizaciones sobre nuevos contenidos para promocionar.

Si ignoras esto, tu programa de Employee Advocacy irá desapareciendo poco a poco hasta quedar en el olvido.

Pin It en Pinterest