Hasta ayer, el marketing tradicional era la principal palanca de adquisición de clientes para la mayoría de las empresas y marcas. Ahora, debe reconocerse que la prioridad la tiene un marketing contemporáneo o más moderno. Sin embargo, es como la música de ayer y de hoy, todavía hay clásicos de la “vieja escuela” que surten su efecto. Conoce a continuación las estrategias de marketing tradicionales vs las contemporáneas.

Objetivo de marketing tradicional o marketing de salida

El objetivo de las acciones de marketing tradicional es vender un producto o servicio. Estas acciones también están destinadas a promover una marca para que los consumidores sean conscientes de su existencia y las actividades comerciales que lleva a cabo.

Incluso si el contenido parece ser “informativo”, el objetivo final es lograr que el consumidor compre el producto o servicio y garantizar su lealtad.

Estas técnicas hacen posible llegar a un gran número de personas de manera efectiva, sin embargo, el marketing contemporáneo llega a un público más específico y ofrece la posibilidad de construir una relación más estrecha con los consumidores.

En las diferencias entre la estrategias de marketing tradicional vs. la contemporánea, tenemos que la primera abarca un buen número de medios publicitarios: audiovisuales, radio y televisión, medios impresos, carteles y folletos, vallas publicitarias, entre otros. Lo que permite al público mantener una copia física de su material, tocarlo y leerlo una y otra vez. Una estrategia que no caduca y es comprensible, ya que el público está acostumbrado a este tipo de marketing.

marketing tradicional vs contemporaneo

4P: una estrategia del marketing tradicional

En la década de 1960, por ejemplo, las bases palpables del marketing tradicional aparecieron con las 4P: Producto, Precio, Lugar (place) y Promoción. Esta base de marketing permite desarrollar estrategias sólidas, que siguen activas hoy, pero están reservadas principalmente para el marketing masivo.

Comercialización en un marketing tradicional

Como podemos darnos cuenta, el objetivo de las campañas de comunicación apunta a tener el retorno de la inversión a “corto plazo” sobre el impacto de las acciones llevadas a cabo.

Objetivo de marketing contemporáneo

El objetivo del marketing contemporáneo es mantener la confianza a largo plazo de los clientes por lo que habrá que usar un recorrido de conversión significativamente más largo, pero que dará como resultado una mayor fidelidad.

Pero lo más importante es que el contenido ofrecido en este estilo de marketing ya genera de entrada un valor añadido para el consumidor, independientemente que éste decida o no comprar el producto o servicio al final del proceso.

Por lo tanto, el marketing contemporáneo reúne todas las acciones que implican la creación y el intercambio de contenido informativo y educativo para atraer nuevos clientes y mantener relaciones con los ya existentes.

El contenido en cuestión puede presentarse en una amplia variedad de formatos, tales como: artículos escritos, blogs, vídeos, libros electrónicos, estudios de casos, guías prácticas, preguntas y respuestas, fotos, etc.

marketing contemporaneo

En este caso, el medio de referencia para las acciones de marketing contemporáneo y de contenidos es Internet, donde los consumidores buscan información accesible y gratuita para ayudarse en la toma de decisiones. Pero el marketing contemporáneo también incluye los medios utilizados en el marketing tradicional,con la idea de seguir ofreciendo al público contenido palpable y educativo de forma gratuita.

4C: una estrategia de marketing contemporáneo

En los años 90, fueron las 4C las que aparecieron entre los vendedores que llevaban a cabo una estrategia de marketing. Estas son: Consumidor, Coste, Comunicación y Conveniencia. El principio de esta estrategia está orientado en gran medida al consumidor, más que al producto en sí,  y es más apropiado para su uso en la actualidad.

Comercialización con un marketing contemporáneo

Las acciones comerciales llevadas a cabo con el marketing contemporáneo, en contraste, tienen un objetivo a largo plazo: el de crear y mantener una relación duradera con los usuarios para que se conviertan en clientes. Por lo tanto, el esfuerzo de comercialización en este caso es continuo y permanente, teniendo en cuenta siempre satisfacer las necesidades de nuestros posibles compradores y estar atento a las nuevas que se puedan producir.

Discurso del marketing tradicional vs. el contemporáneo

  • Marketing tradicional

Como el objetivo es vender, el discurso es naturalmente con un enfoque “vendedor” y se centra en el producto y/o servicio, la marca y la empresa.

marketing tradicional

  • Marketing contemporáneo

En vista de que el objetivo es educar e involucrar al futuro cliente, el discurso está orientado hacia el objetivo y sus necesidades. Por lo tanto, se trata de responder con un tono “informativo” con un interés real en las preocupaciones que aquejan al usuario, sin esperar una compra a cambio, o al menos no de manera inmediata, como sí ocurre en el marketing tradicional.

Esto quiere decir que el retorno de la inversión se debe medir durante un período más largo, porque de hecho, el funnel de conversión también es más largo. Como es natural que ocurra con este tipo de estrategia, el objetivo no necesariamente se convierte en un cliente de inmediato.

Marketing tradicional y contemporáneo = Oubtbound / Inbound Marketing

Para fusionar estos dos conceptos, el marketing tradicional se asimila al Outbound Marketing mediante acciones similares destinadas a “ir” a los objetivos, mientras que el marketing contemporáneo es un componente del Inbound Marketing que consiste en “atraer naturalmente” a los clientes para darle solución a sus problemas o necesidades.

marketing tradicional vs contemporaneo

Por lo tanto, usando una combinación de ambas técnicas de marketing, puedes difundir tu mensaje a través de canales diferentes y dependiendo de tu público objetivo, puedes usar cualquiera de las técnicas. El marketing contemporáneo ciertamente llegará a un público más joven, pero al combinar los dos métodos, uno supera las debilidades del otro y es posible que tu negocio llegue a más clientes potenciales.

¿Es recomendable entonces usar las dos técnicas de marketing?

La respuesta es sí, las estrategias de marketing tradicional y contemporáneas son perfectamente aplicables en los negocios. Esto quiere decir, lejos de ser obsoleto, que el marketing tradicional sigue siendo tan relevante como compatible con nuestro mundo digital. Depende de tus necesidades saber cómo equilibrar la mezcla de estas dos estrategias entre los viejos medios y las nuevas tecnologías, sin dejar de aprovechar los beneficios de cada una. Probablemente una empresa de servicios b2b necesitará invertir en técnicas de inbound Marketing, mientras que una tienda que vende zapatillas podrá dedicarse a hacer una publicidad más tradicional o disruptiva.

marketing para pymes

Pin It en Pinterest