La experiencia de usuario en el diseño de la Web

La experiencia de usuario es uno de los aspectos más importantes que debe cuidar toda marca. Tanto en la producción de sus productos y/o servicios como en la creación de sus plataformas oficiales, sobre todo en su página principal.

Aquí es donde nace la importancia de apelar por un diseño web apto para la cómoda y satisfactoria navegabilidad del usuario, en otras palabras, un diseño UX.

 

¿Qué es la experiencia de usuario?

experiencia de usuarioAunque mucho se comenta sobre su relevancia, hay marcas que aún no saben del todo en qué consiste este término, así que analicémoslo de forma breve y precisa.

La experiencia de usuario es el proceso que emprende un internauta cuando interactúa con tus productos, servicios o plataformas digitales. Durante el recorrido, interviene una serie de factores cuyo propósito es generar una percepción positiva. Sin embargo, al no cuidar estos elementos la percepción podría tornarse negativa, lo que arroja una experiencia desagradable para el usuario.

De cara a las empresas, estudiar la experiencia de los usuarios permite determinar cuáles son los aspectos que los consumidores valoran al momento de seleccionar un producto y/o servicio, o al navegar en una web. De este modo, se podrá conocer cuáles factores le resultan más o menos atractivos para una interacción favorable.

 

Experiencia de usuario y diseño web

El propósito de brindar una grata experiencia a los usuarios es ayudarles a hacer todo aquello que les resulte cómodo y positivo cuando interactúan con tu marca. Sea con tus contenidos, servicios, productos o con tu empresa en sí. Y aquí entra en juego el vínculo que existe con el diseño web, la experiencia es clave en este ámbito.

Cuando se trata de diseño y desarrollo web, una experiencia positiva se logra al satisfacer los intereses de los internautas al trabajar de forma detallada cada aspecto. Es decir, marketing, branding, usabilidad, diseño visual, entre otros elementos.

Mientras más fácil de utilizar sea una web, más valiosos sean sus contenidos y más atractiva resulte a nivel visual, más grata será la experiencia.

 

No confundas experiencia con usabilidad

experiencia de usuarioEstos términos deben evaluarse por separado, aunque en cierto punto llegan a relacionarse. La usabilidad hace referencia a la facilidad con que un usuario puede utilizar un producto y/o servicio o navegar por las plataformas digitales de la web. Mientras que la experiencia define, como lo comentamos, cuán positiva resultó ser la interacción. Un producto puede ser usable, pero la experiencia mala.

Por eso, mucho se ha comentado sobre el término “diseño UX”, cuyo propósito es optimizar la satisfacción y fidelidad del usuario mediante el beneficio, la facilidad de uso y el placer que ofrece la interacción con los productos (físicos y digitales) de una marca. ¡La finalidad de todo esto es generar emociones positivas!

 

Cómo diseñar una experiencia de usuario satisfactoria

En este punto, ya sabes a qué se refiere la experiencia de tus usuarios como término de marketing o mercado, y cuál es su vínculo con el diseño web. Entonces, es momento de pasar a la práctica. En otras palabras, cómo conseguir que el usuario tenga una interacción positiva con el producto digital más importante para una marca, su página web:

 

●        Actuar como los usuarios

experiencia de usuarioQuizás será uno de los pasos más complejos, pero es necesario. La idea es ponerse en el lugar del usuario y pensar como él lo haría para predecir sus acciones. Así que tómate un momento y pregúntate: ¿Qué le gustaría hacer en mi web? Podría ser, por ejemplo, explorar los productos y/o servicios, hallar información de valor, hacer una compra, etc.

Anota cada acción en un papel diferente, más vale organizar desde el inicio. Y, luego, ordénalos de acuerdo al flujo de usuarios siempre ubicados en el orden en que el cliente potencial ejecutaría tales acciones. Es decir, considerando los ejemplos anteriores: hallar información, indagar productos y/o servicios y hacer una compra.

Ten en cuenta que cada acción desplegará sub-acciones a su vez. En el caso de “hacer una compra”, el usuario tal vez deba llegar a la página principal, ubicar la categoría del producto, clicar sobre el producto, y finalizar la compra. ¡No más de 5 pasos!

 

●        Considerar las emociones

experiencia de usuarioMantén el ejemplo de las acciones que ejecutaría un usuario en tu web. Ahora, ubica debajo o al lado de cada acción las emociones que quisieras evocar.

Por ejemplo, al llegar a la página principal ¿Cómo quisieras que se sintieran tus visitantes? Tal vez curiosos, emocionados, tranquilos… y al hacer una compra ¿Qué sentimientos deseas generar? Podría ser satisfacción, agradecimiento, felicidad, entre otras.

La experiencia puede evocar estas emociones al considerar una fusión de componentes como colores, tipografías, gráficos, formas, controles de navegación, contenidos, imágenes, sonidos, etc. La clave está en combinar de forma idónea estos elementos respetando la identidad de la marca, el perfil del público objetivo, y los productos y/o servicios ofertados.

Imagina que tu negocio es un espacio de retiro para buscar la serenidad, la emoción que debes evocar en los usuarios es la relajación. Para ello, los colores del diseño web han de ser tenues, las imágenes deben incitar la tranquilidad y el sonido debe ser suave a bajo volumen o, si lo prefieres, evitarlo.

 

●        Diseñar bocetos

experiencia de usuarioCon las acciones definidas y las emociones a evocar claras, es momento de pasar a la creación de bocetos de cómo quisieras que fuese el acabado final de tu página. Estos diseños te ayudarán a definir qué acciones han de realizar los usuarios en cada página y qué factores podrían influenciar una experiencia satisfactoria.

 

 

●        Hacer pruebas y optimizar

experiencia de usuarioEl diseño web ya está casi culminado. Sin embargo, para saber si has creado un buen embudo donde el resultado sea una buena experiencia de usuario, es indispensable que realices pruebas en las primeras fases de desarrollo para aplicar mejoras.

De hecho, si tu presupuesto te lo permite podrás realizar un análisis de experiencia antes de lanzar el sitio. De este modo, podrás conocer la opinión de tus potenciales usuarios sobre la usabilidad de tu web.

Diseñar una experiencia de usuario consistente es pieza clave en el éxito de tu sitio web.

Artículos Recientes

Dejar un comentario

  Acepto la política de privacidad

Start typing and press Enter to search

Pin It en Pinterest