La importancia de las temporadas en el marketing

Los acontecimientos y celebraciones temporales presentan diversas oportunidades para los distintos sectores empresariales. Para las marcas, estos escenarios de oportunidades por estaciones son amplios y, por lo general, son los períodos más críticos (en términos comerciales) del año económico – financiero.

Dentro de este contexto, el seasonality o temporada de ventas es un término que hace referencia a las estaciones del año donde hay más posibilidades de duplicar las ventas. Y, por ende, se vuelve relevante que las marcas asuman y respeten las características de cada temporada para conseguir sus propósitos.

Una buena estrategia de marketing estacional es esencial para aprovechar las fechas especiales que traen consigo un sinfín de oportunidades para las marcas. Por eso, te comentamos porqué es importante aprovechar las temporadas en el marketing y cómo crear una efectiva estrategia para maximizar estos beneficios.

 

Por qué son importantes las temporadas en el marketing

El verano es una estación ideal para incrementar el nivel de ventas en empresas turísticas, pues son meses vacacionales donde todos acostumbran a viajar. Igualmente, en la industria de la moda la ropa ligera y fresca se posiciona entre las principales compras de los usuarios durante esta época. Puesto que las temperaturas altas estimulan el uso de este tipo de vestimenta.

Del mismo modo, el hecho de que diciembre sea uno de los meses con mayor facturación a nivel de juguetes y comida navideña tiene su razón, la estación de las fiestas navideñas se hace presente.

Estas variaciones en el mercado tienen un porqué, no simplemente son casualidades, es producto del seasonality o temporada de ventas. Es decir, períodos donde las marcas deben alterar sus estrategias para responder a la demanda y al comportamiento que adoptan los consumidores en función de cada estación.

La importancia de las temporadas en el marketing recae en que cada estación del año tiene productos y/o servicios específicos que corresponden también a necesidades y deseos marcados por la propia estacionalidad; y es fundamental adaptarse a ello.

Las empresas deben, de alguna u otra forma, considerar estos cambios en sus estrategias de productos y/o servicios, así como en sus técnicas promocionales para poder llegar a su público objetivo sin perderse entre tanta competencia feroz que se desata en estas fechas especiales. La relevancia del marketing estacional es producto de la necesidad de hacerse parte y destacar dentro de un movimiento que deja altos beneficios.

 

Claves para diseñar una eficaz estrategia de marketing estacional

Una vez conocido cuan importante es que como marca adoptes cambios específicos en función de las diferentes temporadas del año, es momento de pasar a la práctica e identificar claves de éxito para diseñar una estrategia de marketing estacional de gran alcance. Así que toma en cuenta los siguientes consejos:

 

●       Selecciona una época estacional

Servirá como tu primera gran oportunidad para formar parte del movimiento estacional en el marketing. Para ello, escoge una época para que sea el punto de partida de tu campaña de marketing.

Eso sí, durante la selección debes tener en cuenta el perfil de tu audiencia objetivo, pues la estación debe ser atractiva para tus usuarios potenciales para que tenga el éxito esperado. Por supuesto, deberás haber realizado una investigación previa que te permita seleccionar la temporada más atrayente para tu comunidad.

 

●       Revisa casos de éxito

Supongamos que en la campaña de marketing de temporada de ventas has seleccionado las fiestas navideñas como punto de partida para dicha campaña. En función de eso, revisa casos de éxito de reconocidas marcas de tu sector que apliquen marketing estacional en esta misma temporada.

Por ejemplo, Amazon es una empresa que asume las 4 estaciones del año y también las fechas más importantes. Entre esas, el popular Black Friday que es un abreboca de lo que serán los descuentos navideños.

En la evaluación de los casos de éxito, evalúa el formato de contenidos utilizado, los mensajes, la distribución y la emoción que generó en los usuarios y, por supuesto, qué tan beneficiosos fueron los resultados.

 

●       Define el mensaje a impartir

En este punto ya comienzas a idear la estrategia durante la temporada de ventas. Por eso, como en cualquier otra campaña de marketing el mensaje es sumamente importante para captar la atención de la audiencia objetivo.

A fin de aligerar este proceso, puedes tomar en cuenta el perfil del cliente, la historia que deseas contar, las emociones que quieres evocar y el llamado a la acción que anhelas conseguir.

 

●       Establece los tiempos idóneos

Manteniendo el mismo ejemplo de la temporada navideña, las estrategias de marketing estacional suelen iniciarse en noviembre, y se intensifican a mediados de ese mes. Como ves, con este tipo de campañas el tiempo es esencial. Por tanto debes programar con anticipación las primeras acciones a ejecutar, dividiéndolas por etapas, estableciendo sus respectivos objetivos y qué técnicas usar.

Así que al seleccionar qué oportunidad estacional es más atrayente para tu público objetivo y, por tanto, más beneficiosa para tu empresa, delimita los tiempos idóneos. Es decir, cuándo inicias, en qué fecha ejecutarás cada acción y cuándo finaliza. Básicamente, se trata de crear un calendario para respetar los tiempos.

 

●       Organiza tus recursos

En este caso, debes tomar en cuenta todas las plataformas de marketing para expandir tu campaña de seasonality o temporada de ventas. Entre ellas, redes sociales, correo electrónico, blogs, relaciones públicas, u otras. La selección dependerá del perfil de tu público objetivo. Igualmente, también es importante considerar el formato de contenido seleccionado para difundir el mensaje.

Pues para que un determinado mensaje genere el impacto deseado, debe compartirse por la plataforma correcta y al público adecuado.

 

●       Revisar, controlar y optimizar

Todas las estrategias de mercado deben revisarse, controlarse y optimizarse para la consecución de los objetivos. Para ello, es importante que te ajustes al calendario definido previamente, esta será tu ruta para comprobar que cada acción se está cumpliendo de la manera planeada y que está ofreciendo los resultados esperados.

El seasonality o temporada de ventas es un término de gran relevancia para las marcas. Entre sus beneficios, eleva la visibilidad, el posicionamiento y, por supuesto, las ventas. ¡Escoge la temporada de oportunidad para tu negocio!

 

 

Artículos Recientes

Dejar un comentario

  Acepto la política de privacidad

Start typing and press Enter to search

Pin It en Pinterest