Quizás usted piense que si tiene un negocio local no necesita promocionarse en internet. Pero eso es un grave error, ya que sus clientes utilizan internet a diario, incluso para obtener información de los negocios que quedan muy cerca de su casa. 

Es probable que sus usuarios hayan buscado en google su negocio, tan sólo para saber a qué hora abre o cierra, o para ver su número de teléfono para realizarle una consulta. Incluso pueden haber buscado su dirección para recomendarle a algún conocido que compre en su negocio. Toda esa información la obtienen de internet, si usted no se las facilita pues sus clientes no la encontrarán y usted perderá una venta o peor… pueden hallar a su competencia y decidirse a comprarles a ellos. Perdiendo así un cliente que usted ya tenía fidelizado…y todo por no figurar en internet!!!

Es por eso que es vital la presencia de su empresa en internet, por más que sea un pequeño comercio local. Quizás no necesite una gran plataforma, ni aplicaciones o incluso no necesite una gran página web. Pero si necesitará mínimamente cumplir estas consignas:

  • Tener una ficha en Google mi negocio
  • Presencia en las redes sociales que suelen utilizar sus clientes 
  • Sería buena idea contar con una landing page, (una página web muy sencilla con la información importante para sus clientes) 
  • Y con la web también podrá suscribirse en algunos directorios: Cómo por ejemplo páginas amarillas o algún directorio local. 

Por supuesto que además puede utilizar internet aún siendo una empresa local para vender a posibles clientes en otras ciudades, pero ahí sí necesitará otro tipo de web dependiendo de qué tanto quiera hacer crecer su negocio.

¿Qué clase de web necesito para mi negocio Local?

Eso depende qué tanto quiere que haga la web por usted. Puede sencillamente ser un catálogo, una especie de escaparate de sus productos y un contacto con sus clientes que completaran la compra en su comercio, hasta ser una especie de sucursal de su negocio que funcionará de forma autónoma completando en ella todo el proceso de compra. 

Por supuesto que su web puede ir creciendo tan gradualmente como crezca su negocio. 

Incluso aunque usted esté conforme de la situación de su comercio, que incluso no tenga interés en vender más y siga creyendo que no necesita tener presencia online, esta pandemia debe haberle hecho notar que estaba muy equivocado. Con el confinamiento y la obligatoriedad mundial de tener las cortinas de los comercios cerradas o la prohibición de que los clientes puedan ingresar a los negocios, los comercios que pudieron digitalizarse han sido los únicos que han podido sobrevivir sin ver pérdidas y muchos, incluso, afirman haber vendido más que nunca por medio de la web. 

¿Cuánto cuesta tener una tienda online?

No mire el tener una tienda online como un gasto extra, al contrario, es mucho más económico que una sucursal física. 

Incluso sumando los gastos publicitarios y el mantenimiento mensual de la web, usted tendrá un ahorro entre personal y tiempo de atención muy importante. 

Usualmente una web tiene capacidad de atender a al menos 100 personas a la vez con el servidor más pequeño y económico que pueda contratar, el gasto mensual de un servidor es infinitamente más pequeño que el sueldo de un vendedor…cuántos vendedores necesitaría para atender a 100 clientes en, supongamos….15 minutos? Y hablamos de gente que quizás no va a comprar en ese momento, sino de gente que irá a preguntar, una o dos, o tres veces antes de comprar.

Quizás a usted no le molestaría contratar 100 vendedores para atender a clientes que van a comprarle pero usualmente las personas necesitan hasta 5 contactos con su comercio o producto antes de convertirse en clientes. Y muchas veces no alcanza sólo con colocar los productos en el escaparate y dejar que el cliente los vea. Dependiendo de la clase de producto que usted venda, es posible que el cliente entre a su local una vez a preguntar por el precio, otra vez a ver las características del producto, otra vez a comprobar si le sirve o no, etc, etc. 

Una web le puede ayudar en todo este proceso de información y aprendizaje que necesita el cliente antes de decidirse a comprar y todo con un gasto y un mínimo esfuerzo de su parte

Ahora que ya tiene en mente los objetivos que quiere conseguir con su web vamos a definir qué recursos necesita para cumplir esos objetivos.

¿Cómo hacer crecer mi comercio local?. Ejemplos prácticos

En esta parte práctica definiremos qué es lo que necesita su comercio para crecer en el mundo virtual.

Lo primero que tiene que hacer es definir su cliente habitual o ideal; en marketing le llamamos buyer persona. Esta es una práctica que debe hacer siempre que quiera encarar una campaña de marketing, o incluso antes de abrir un negocio porque en todo todo el proceso de montar un negocio tiene que pensar en sus clientes. 

Podemos definir las características del cliente en tres grandes grupos la parte demográfica que incluyen edad, ubicación, sexo, nivel socioeconómico, educación, empleo, estado  civil, estado familiar. 

Y por otro lado tenemos las necesidades que va a cubrir su comercio, por ejemplo: interesados en comprar ropa de cama, interesados en comprar vestimenta deportiva, interesados en comprar viandas para el trabajo y etcétera etcétera, el universo de necesidades de los clientes es infinito. Cómo es infinita es la cantidad de comercios que existen o pueden existir

Y luego tenemos los intereses más bien personales de los clientes que pueden ir variando entre la calidad que exigen en los productos que compran, hasta afinidades ideológicas, filosóficas, políticas, etcétera, etcétera.

¿Cómo defino mi buyer persona (o cliente potencial)?

Usted debe empezar definiendo los rasgos demográficos de su cliente. El primer rasgo es la edad, tenemos en este momento cinco o incluso 6 generaciones de personas vivas en la sociedad. Y si bien todas esas generaciones son consumidoras, por más que alguna no tenga poder adquisitivo, sí influyen en las decisiones de compra…

En este artículo vamos a centrarnos en las generaciones más habituales de compradores online:

  • Los baby boomers más jóvenes
  • Los xenials
  • Los millennials 
  • y una parte de los centennials que ya están empezando a tener autonomía monetaria

Esta es la gente que más habitualmente fluctúa entre las compras locales y las compras online, a continuación damos un repaso rápido a los perfiles de cada generación, pero si quieres saber más sobre esto recomendamos nuestro artículo: Define tu buyer persona o Target por generación

  • Los Baby boomers son la generación que en estos momentos tiene aproximadamente 60 – 65 años (los hay más grandes, pero esa franja etaria es la que navega más la web): utilizan internet más que nada para informarse de los productos que hay en el mercado, no son muy habituados a realizar todo el proceso de compra online, siguen siendo gente que prefiere el contacto personal y ver en vivo el producto antes de adquirirlo. En redes sociales sueles encontrarles habitualmente en Facebook, son usuarios de WhatsApp y utilizan YouTube para ver tutoriales o información práctica sobre productos o su uso. También visitan mucho los portales de noticias y páginas o blogs con información práctica.
  • Luego tenemos la generación X, las personas que rondan los 55 y 40 y pocos años. Esta generación fluctúa un poco entre los que son totalmente negados a la tecnología y los que son usuarios habituales ávidos de aprender, es una generación bastante consumista suelen tener un poder adquisitivo acomodando pero buscan precio y calidad. A la hora de comprar suelen ser bastante medidos en sus gastos y muy exigentes y averiguan mucho antes de decidirse. Son usuarios activos en Facebook y linkedin, un poco menos en Twitter. Usuarios de Instagram pasivos, pero muy numerosos en Pinterest, lectores habituales de blogs y portales de noticias, pero son muy desconfiados a la hora de hacer transacciones mediante internet.
  • Ahora pasamos a la generación millennials son los típicos treintañeros se ubican en la franja entre los 25 y los 39 años. Es la generación de oro del internet es una generación que busca comodidad por sobre todas las cosas y rapidez. Utiliza internet para casi todo. 
  • El último grupo de compradores son los llamados centennials son un grupo que recién ahora tiene su propio poder adquisitivo se encuentran en la franja entre los 25 y los 12 y 13 años. Son en su mayoría estudiantes o recién graduados. Contrario a lo que se cree son una generación poco consumista. La tecnología es la mayor parte de su mundo, y lo que sí consumen es todo lo que sea de última tendencia tecnológica. Dominan todos los dispositivos y todas las redes sociales. Si bien sus preferidas son en las que no se encuentran tantos mayores. Por ejemplo las redes sociales nuevas como tiktok, twich, Discord o cualquiera que se ponga de moda en el momento. Son grandes consumidores de YouTube más que nada como entretenimiento, no consumen contenido en ninguno de los medios tradicionales por lo tanto la única forma de llegar a ese segmento es a través de internet. Son una generación con valores y filosofías muy marcadas y comprometidas, prefieren las marcas que sigan algunos de sus ideales.

Una vez que tenemos definida la edad de nuestros clientes y la generación a la que pertenecen podemos saber un poco más que recursos necesitamos para llegar a ese público. 

Por ejemplo, si su negocio es una pastelería, su cliente seguramente estará entre la generación de los baby boomers y los xenial. –Los millennials suelen comprar más en los supermercados y en general no dan tanto valor a la calidad y la elaboración tradicional de las tartas y pasteles como las generaciones anteriores-.  

Por lo tanto para su pastelería bastaría con tener una web sencilla con algún catálogo con con los productos que más le interesan vender o puede promocionar bastante en redes sociales como Facebook, haciendo hincapié en los grupos de su zona.  

Deberán por supuesto tener una ficha en Google mi negocio con los horarios de apertura y cierre, de preferencia con recomendaciones de sus clientes.

También podría intentar tener una amplia lista de contactos en WhatsApp como forma de fidelizar esos clientes que ya le compraron.  En whatsapp –hasta que la plataforma finalmente incorpore anuncios– las empresas deberán recurrir, por ejemplo, a las historias. Donde puede mostrar la elaboración de los últimos productos, publicar ofertas y promociones de fechas especiales.  Cómo la compra seguramente la completarán en su local no hace falta tener una web de ecommerce. 

Por el contrario, si su tienda local se dedica a la venta de artículos deportivos su principal cliente estará entre los millennials. Ahí si ya se puede pensar en una compra totalmente digitalizada, por lo que valdría la pena tener un ecommerce con carritos de compra, servicios de envío, blog con información, marketing y tienda integrada en redes sociales, etc, etc. 

Si por ejemplo tiene un local de venta de accesorios de celular, lo más probable es que su clientela sean centennials, y con ellos si debe tener una buena plataforma de ecommerce armada y mucho marketing online, es muy poco probable que el centennial acuda a su comercio. Pero además en su estrategia de marketing debería destacar la filosofía de su empresa (si es sustentable, si vende productos ecológicos, si es un comercio inclusivo, si colabora con alguna asociación protectora, etc, etc). 

Y así puede ir identificando cuál es la edad a la que apunta y las costumbres y necesidades de cada generación. 

Esto va a darle la pauta de en qué medios vale la pena anunciar su negocio y que tan grande y compleja debe ser su web. Le recomendamos que siga nuestro blog y nuestras redes si necesita más información sobre marketing para comercios locales. 

Pin It en Pinterest